Primavera en miniatura

Cabe sorprenderse cuando día a día observas tus diminutos árboles y como por arte de magia afloran con la misma fuerza, como si estuvieran inmersos  en un bosque. Extrañada ante tanta perfección, parpadeas incrédula… Brote tras brote, ves como colman sus ramas escuetas, ves como emergen tibias sus hojas bañadas por el sol…

Hoy quiero dedicarle unas palabras a este hermoso Olmo. Tiene apenas dos años. Su cuerpo no supera los treinta centímetros y tiene una hermosa copa de enrevesadas ramas que les da una forma redondeada. Aunque parezca desprotegido y desnudo, ha superado este invierno de crudas temperaturas. Ahora le toca vestirse y engalanarse con sus mejores trajes.

 

Un trocito de primavera 

 
Ténues brotes que cruzan ávidos el borde de una rama,
intentando alcanzar un trozo de cielo.
Intentando conquistar un suspiro al aire.
 Brote tras brote. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: